F.A.Q.

Preguntas frecuentes (F.A.Q.)

En esta sección encontrarás las preguntas frecuentes de préstamos online y demás productos financieros que existen en el mercado de las finanzas. Además encontrarás demás detalles y condiciones de los préstamos online rápidos.

Un préstamo es un instrumento financiero mediante la cual una persona (en este caso prestamista) concede una cierta cantidad de dinero (activo) a otra persona (prestatario) mediante un contrato o acuerdo de crédito, con la condición de devolver el dinero más los intereses generados (coste del dinero).

Un contrato de préstamo es un acuerdo legal en donde figuran las partes (el prestamista y el prestatario) que lo acuerdan. Y en donde se colocan las condiciones y bases del préstamo, como son: la cantidad, tasa de interés, plazo, tasas por impago, etc.

Un préstamo personal es un producto financiero por el que el prestamista concede a quien lo solicita (el prestatario) una cierta cantidad de dinero con unas condiciones estipuladas relativas a plazos, cuotas, intereses, y entre otras.

Un préstamo online es un producto financiero similar a un préstamo o crédito común que se concede a través de internet mediante un ordenador o un dispositivo móvil. 

El interés es prácticamente el coste del préstamo que se paga por los servicios y uso del préstamo.

El T.I.N. según sus siglas es la Tasa de Interés Nominal que se paga por pedir un préstamo a cierto plazo.

El T.A.E. según sus siglas es la Tasa Anual Equivalente y se denomina como el coste total del préstamo, en lo que incluye la tasa interés, gastos, apertura y entre otras comisiones que conlleva una concesión de un préstamo.

Un préstamo coche es un tipo de préstamo en el cual el prestamista te ofrece una cantidad de dinero a cambio de empeñar tu coche sin cambiar la titularidad del mismo y seguirlo utilizando.

Este tipo de préstamo a plazos se caracteriza por la devolución del mismo a un plazo determinado, para devolver a pagos mensuales o semanales.

Una tarjeta de crédito es un producto financiero por lo cual los bancos conceden créditos otorgando un cupo a una tarjeta. Por la cual puedes utilizar en el momento que quieras y pagar de modo online, o través de internet y de forma física sin tener dinero en efectivo. Una vez que utilices una cantidad de dinero se te cobrará intereses hasta que termines de pagar la deuda de la tarjeta.

Las líneas de crédito son un producto similar a una tarjeta de crédito, con la diferencia que el dinero lo tendrás en una cuenta disponible para transferir o pagar desde esa cuenta. Los intereses al igual que la tarjeta de crédito, correrán a cargo cuando utilices una cierta cantidad de dinero.

El proceso es muy simple. En primer lugar debes escoger al prestamista e ingresar a su página web. En segundo lugar debes escoger la cantidad y el plazo de devolución deseado. En tercer lugar debes rellenar la solicitud de préstamo y aceptar los términos y condiciones del mismo. Finalmente espera la respuesta del prestamista con el estado de tu solicitud y recibe el dinero en tu cuenta bancaria.

Los requisitos generales de los préstamos online son los siguientes:

  • Ser Español o tener nacionalidad española.
  • Ser mayor de 18 años y menor de 75 años de edad.
  • Tener DNI/NIE en vigencia.
  • Residir en España.
  • Tener cuenta bancaria online.
  • Percibir ingresos regulares.

Los ingresos regulares pueden ser: nómina, pensión, paro, jubilación, inversiones, cobros por servicios y entre otros.

Se debe de tomar en cuenta el plazo de devolución, la cantidad a solicitar y la tasa de interés T.A.E. que es el coste total del préstamo.